Parece que el coronavirus ha llegado para quedarse una buena temporada con nosotros y eso ha trastocado los planes de boda de muchas parejas que, con ilusión, tenían programado su día estos próximos meses del 2020. Novios y novias que se casaban esta primavera o a principio de verano ya se han visto obligados a posponer sus planes, ¿pero qué hay de las bodas que están programadas para los próximos meses? Ahora que han salido las fases de desescalada, ¿se contemplan las bodas a corto plazo?

Fuente diario El País.

La respuesta es SÍ. Con medidas, pero sí se contempla la celebración de bodas este año. Todavía no se conocen con exactitud las fechas ya que todo va a depender de cómo vaya evolucionando la situación, y cómo ésta se desarrolle en cada comunidad autónoma. Si todo va como se tiene previsto, la palabra “bodas” aparece en la fase 2, aunque con medidas restrictivas: el número de invitados tendrá que ser limitado, habrá que mantener unas estrictas pautas de higiene y respetar el distanciamiento mínimo de seguridad entre los asistentes. Será en la siguiente fase, la 3, cuando se prevé ampliar la cantidad de personas que podrán asistir. Si todo va bien, estaríamos hablando de finales de mayo en la fase 2 y a mediados de junio en la fase 3.

Después de saber que SÍ se podrán celebrar enlaces pero con las condiciones que os hemos contado… 

¿QUÉ DEBÉIS TENER EN CUENTA PARA DECIDIR MANTENER LA FECHA O POSPONER LA BODA?

Pensad, antes que nada, en que esta vivencia tiene que ser algo especial, bonito, único y que vivirlo tiene que ser mágico. El evento se tiene que preparar con ilusión, hay que disfrutar cada minuto desde que os comprometeis hasta el día B por eso hay que sentarse y valorar PROS y CONTRAS de la situación actual.

 

Te recomendamos:

  • HABLAR CON LA IGLESIA/REGISTRO Y PROVEEDORES PARA VER CÓMO VEN LA SITUACIÓN EN TU POBLACIÓN Y QUÉ PROPUESTAS Y FACILIDADES OS OFRECEN EN CASO DE QUERER POSPONER LA BODA
  • PLANTEAROS LAS SIGUIENTES PREGUNTAS: 
    • ¿ESTAMOS TRANQUILOS? 
    • ¿ESTAMOS DISFRUTANDO? 
    • ¿NOS ESTÁ AFECTANDO MENTALMENTE Y ESTAMOS DESILUSIONADOS?
    • SI NOS CASAMOS EN LA FECHA PREVISTA, ¿PODRÁN ACOMPAÑARNOS SERES QUERIDOS QUE VIVEN EN OTRAS CIUDADES Y/O PAÍSES?
    • ¿NOS DARÁ TIEMPO A ULTIMAR LOS PREPARATIVOS?
    • FINALMENTE, Y NO MENOS IMPORTANTE YA QUE TAMBIÉN HACE ILUSIÓN… ¿PODREMOS IR DE LUNA DE MIEL Y CELEBRAR LAS DESPEDIDAS DE SOLTER@?
  • ¿NOS APETECE UNA BODA CON LAS MEDIDAS IMPUESTAS?

Si respondiendo veis que por lo general todo es negativo… valorad y tomad la decisión que a los dos os haga felices y sobre todo os haga estar tranquilos.

Recordad que todo llega, que lo importante ahora es mirar a vuestro lado y poder ver a la persona que quieres junto a tí. Antes o después viviréis el día B soñado.

Pensad que… ¡TODO LO BUENO SE HACE ESPERAR! Y los meses vuelan.

 

Texto de Judith Quirós en colaboración con Marta del Olmo WP